Photo Credit: melystu via photopin (license)

Por Cervante Pope

Read this story in English.

No se puede negar que existen diferencias entre las diversas culturas y herencias del mundo. Las familias tienen el control cuando se trata de enseñar y transmitir el conocimiento de estas polaridades en el hogar, pero la forma en que sus culturas y la historia se edifican en un entorno educativo está fuera de sus manos. En Oregón, la Coalición de Estudios Étnicos (Ethnic Studies Coalition), está cruzando para que los estudiantes aprendan la verdadera representación de culturas minoritarias a través de la presentación de un nuevo proyecto de ley al Departamento de Educación. Si se aprueba, el Proyecto de Ley 2845 (House Bill 2845), modificará las normas actuales para el plan de estudios sociales en las escuelas, haciendo que los estudios étnicos sean aprendizaje requerido para los estudiantes de los grados K-12 antes del año 2020.

Mientras la palabra “étnica” implica un enfoque específico en el estudio de las minorías raciales, el proyecto de ley se extiende a ser inclusión de las minorías sociales, como el LBGT o las comunidades con discapacidad, para ser informativo de todo el alcance de los grupos marginados. Oregón ha visto un aumento perjudicial en los crímenes racistas y ataques basados ​​en el odio, particularmente en las escuelas; Este clima social sensible exige una atención más profunda a cómo todos los estudiantes aprenden sobre la historia cultural. La Coalición de Estudios Étnicos ha estado trabajando sin descanso en este proyecto de ley antes del reciente cambio en el poder político.

“La Coalición se reunió para prever y redactar este proyecto de ley antes de la elección de Trump”, dice Emily Lai, Directora de Programas para Momentum Alliance, una organización sin fines de lucro dirigida por jóvenes cuya misión es inspirar los jóvenes a realizar su poder individual y colectivamente. Momentum Alliance es una de varias organizaciones que conforman la Coalición de Estudios Étnicos. “Las cuestiones de educación y equidad siempre han sido urgentes para nosotros, y reconocemos que la presidencia de Trump ha hecho que más gente entienda y sienta la urgencia y la gravedad de las cuestiones de equidad”.

“Las preocupaciones parecen estar centradas en cómo exactamente transmitir las diferencias raciales y sexuales a los estudiantes de tan temprana edad.”

Junto con Momentum Alliance, la Coalición de Estudios Étnicos está compuesta por la Asociación de Estudiantes de Oregón, la Red Asiática de América del Pacífico de Oregón (APANO), la Coalición de Comunidades de Color, el Proyecto de Pizarra y la Asociación de Estudiantes de Oregón forman la Coalición de Estudios Étnicos. Estas organizaciones han trabajado duro para definir las directrices para asegurar el éxito de este proyecto de ley.

El proyecto de ley ordena al Departamento de Educación que reúna a un consejo de 14 miembros, representantes de cada grupo, a través de la divulgación del proyecto de ley, incluyendo estudiantes de los grados 7-12 y representantes de la Comisión de Servicios Indios, La Comisión de Asuntos Negros, la Comisión para la Mujer y un representante de la comunidad LGBT.

El grupo consultivo determinará una base para que los maestros empleen en la construcción de su currículo, proporcionando “una lista de materiales, recursos, programas de muestra y programas de entrenamiento de habilidades pedagógicas para usar en las escuelas públicas del kindergarten al grado 12 que reflejen con exactitud la diversidad étnica y social de este estado y los Estados Unidos”, al mismo tiempo que propone “requisitos de aprendizaje profesional para educadores y personal para facilitar la implementación exitosa de los estándares de estudios étnicos propuestos”, según el lenguaje del proyecto de ley. Además, HB 2845 requiere que el Departamento de Educación “publique informes anuales sobre la implementación de estándares” para registrar el progreso entre el proyecto de ley, los estudiantes y los educadores.

“Como educadora de color, apoyo firmemente este proyecto de ley que me permitiría enseñar a mis estudiantes sobre su propia historia y no sólo lo que hay en los libros de texto”, dice Alejandra Barragán, maestra de inmersión de segundo grado en el Distrito Escolar Reynolds, y Directora de Minorías Étnicas de la Asociación de Educación de Oregón. “Estoy emocionada por la oportunidad de ver estas normas en vigor y diferenciar el aprendizaje para mis estudiantes. Es importante que nuestros estudiantes se involucren en la historia y se conviertan en pensadores críticos a medida que se involucran en el presente”.

“Estudios étnicos son esenciales para romper barreras y estereotipos”.

El proyecto de ley ha recibido mucho apoyo y respaldo legislativo, como por ejemplo de sus patrocinadores principales, el representante Diego Hernández y el senador Lew Frederick, pero algunos legisladores han expresado su preocupación por la inclusión del proyecto de ley. Según Lai, ciertos legisladores de partes más rurales y republicanas de Oregón cuestionan el aspecto de las minorías sociales del proyecto de ley, así como la enseñanza de los estudios étnicos a los grados K-12. Las preocupaciones parecen estar centradas en cómo exactamente transmitir las diferencias raciales y sexuales a los estudiantes de tan temprana edad, pero, en última instancia, el apoyo todavía se muestra.

“Más allá de eso, la mayoría de los legisladores entienden y apoyan la intención y los objetivos generales del proyecto de ley”, dice Lai. “Ellos entienden que enseñar las historias, contribuciones y perspectivas de todas las culturas y comunidades es beneficioso para todos los habitantes de Oregón”.

El aspecto más importante de HB 2845 son los estudiantes que afectará, que han crecido aprendiendo de un plan de estudios que no les ofrece una historia relatable. Chinook Nativa Americana e Isleña Pacífica Alexis Cannard, estudiante de secundaria de Roosevelt High School, ha sido moldeada por su educación de Oregón de muchas maneras. Ella siente que la falta de representación de su propio trasfondo cultural, así como las historias de otros, la ha afectado fuertemente, y está preocupada por el impacto que sigue teniendo en los estudiantes más jóvenes.

“Siento que mi historia está escrita en páginas que faltan de nuestros libros de texto”, escribe Cannard en un testimonio a la presidenta Margaret Doherty y al resto del Comité de Educación de la Cámara de Representantes. “Estudios étnicos son esenciales para romper barreras y estereotipos”.

“Tenemos que empezar a pensar críticamente y cuestionar todo”, continúa Cannard. “Los estudios étnicos iniciarán diálogos. Encenderá el impulso para buscar el cambio”.


Traducido por Eduardo Agustin.

Comments

comments