Supervisión para la Patrulla Fronteriza


EHN Staff
Supervisión para la Patrulla Fronteriza
ICE StatsLa Opinión, New America Media

Es injusto y aberrante que la Patrulla Fronteriza sea excluida del movimiento nacional que exige transparencia y responsabilidad de los agentes del orden
La Patrulla Fronteriza mantiene un récord de impunidad único dentro de las fuerzas policiales. Parecería que por el solo hecho de tener que trabajar con indocumentados, creen ser especiales, que están por arriba de todos y que no deben dar cuenta de sus actos.
Ese punto de vista conduce a una cultura de apañamiento de sus agentes, de corrupción y abuso de poder, de “narcisismo personal” como lo calificó su ex director de Asuntos Internos, James F. Tomsheck. Este ex funcionario, que fue despedido el año pasado dejó la Patrulla denunciando la corrupción de los agentes, los abusos de violencia y el encubrimiento de los líderes del cuerpo policial.
Por eso no causa sorpresa que una auditoría interna haya visto que en 67 incidentes donde murieron 19 personas, fueron absueltos los agentes en 64 casos, quedando tres pendientes. Este resultado fue idéntico al del grupo sin fines de lucro, Police Executive Research Forum (PERF), en que señala que hay un patrón de conducta donde los agentes disparan, y matan, por frustración a quienes les tiran piedras. El estudio también señala que agentes provocan reacciones en otra personas, como bloquear con su cuerpo un auto, para justificar sus disparos.
El estudio finalmente concluyó que la Patrulla Fronteriza ha fracasado en responsabilizar a los agentes involucrados en incidentes, como en no investigar suficientemente la circunstancias que conducen a los disparos.
Este es el resultado de excluir a la Patrulla Fronteriza de tener que hacer pública la información sobre tiroteos, a diferencia de otras agencias policiales. De la misma manera, que sus agentes de Asuntos Internos no tenían autoridad para realizar investigaciones criminales. Esto comenzó a cambiar lentamente a partir del reporte de PERF, pero es insuficiente.
Es injusto y aberrante que la Patrulla Fronteriza sea excluida del movimiento nacional que exige transparencia y responsabilidad de los agentes del orden. El estado migratorio del muerto a manos de la negligencia y abuso de autoridad, no lo hace distinto al de un ciudadano. Una víctima es tan humana como la otra. No hay motivo para tratar mejor a un agente de la patrulla que de la policía. Hoy la Patrulla Fronteriza necesita mayor supervisión que un departamento de policía para erradicar una cultura de impunidad desarrollada por mucho tiempo.

Related Articles

Editorial

Border Patrol needs supervision

La Opinión, New America Media It is appalling that the Border Patrol is exempt from the transparency and responsibility requirements that other law enforcement agencies have today...

Posted on by EHN Staff