Demanda Contra SB 4: La Ley de Inmigración de Texas Viola la Constitución de EE. UU.


EHN Staff
Demanda Contra SB 4: La Ley de Inmigración...

Por Paul Nyhan, Equal Voice News

La batalla por una polémica nueva ley en Texas que apunta a ciudades santuarios y familias inmigrantes indocumentadas sigue creciendo, con la ACLU (Unión Americana de Libertades Civiles) de Texas presentando la más reciente demanda el 5 de junio que desafía el estatuto.

En la demanda, la ACLU de Texas argumenta que la ley SB 4 viola “derechos y principios constitucionales fundamentales” y busca una decisión acelerada sobre su constitucionalidad por parte del tribunal federal de distrito de San Antonio. La ACLU nacional también se unió a la demanda.

Desde que el Gobernador de Texas Greg Abbott firmó el SB 4 en ley el 7 de mayo, Texas ha emergido como un campo de batalla clave en una creciente guerra nacional por las duras propuestas y retórica sobre la inmigración que han fluido desde la Casa Blanca desde que Donald Trump fue elegido presidente en enero.

El mes pasado, organizaciones de base se unieron con líderes locales para organizar un “Verano de Resistencia a la SB 4” que también incluye acciones legales. El Condado de El Paso y el Texas Organizing Project, un grupo comunitario, por ejemplo, pidieron a un tribunal federal que bloqueara el SB 4.

“El Gobernador Abbott y sus aliados en la Legislatura promulgaron la más severa ley contra la inmigración en el país, ignorando las voces preocupadas de muchos tejanos solidarios con nuestras comunidades inmigrantes”, dijo Edgar Saldivar, abogado de la ACLU de Texas, en un comunicado.

“SB 4 no sólo el conducirá a un perfil racial a gran escala, sino que está tan vagamente escrito que los oficiales locales y funcionarios encargados de hacer cumplir la ley esencialmente tienen que adivinar si sus pólizas y prácticas violarían la ley”.

Se ha llamado la ley anti-santuario porque se dirige a ciudades y pueblos que, en general, no cooperan con agentes de Inmigración y Aduanas de Estados Unidos.

Abbott ha dicho que SB 4 mantiene la ley y apoya la seguridad pública, manteniendo criminales peligrosos en la cárcel. La medida refleja un impulso a nivel nacional por los republicanos para involucrar a la policía local en la represión de los inmigrantes indocumentados que también son criminales.

En los últimos años, los funcionarios de Texas también han tomado medidas para hacer cumplir las leyes federales de inmigración por su cuenta y promulgar políticas que afectan las vidas de los inmigrantes en el Estado de la Estrella Solitaria. En 2015, Abbott aprobó $800 millones de dinero estatal para la protección fronteriza, que por lo general cae bajo la jurisdicción del gobierno de los Estados Unidos.

Funcionarios estatales de Texas también trataron de hacer más difícil para los padres obtener certificados de nacimiento para sus hijos nacidos en Estados Unidos, aunque los inmigrantes y abogados pelearon el caso y ganaron. A principios de este año, los legisladores estatales consideraron la posibilidad de poner fin a la ayuda de estudio y trabajo para los estudiantes inmigrantes en las universidades públicas.

Los legisladores también aprobaron la designación de centros privados de detención de inmigrantes en el estado como proveedores de cuidado infantil, dijeron defensores de base. Las organizaciones de derechos de los inmigrantes afirman que la detención de mujeres y jóvenes inmigrantes puede causar trauma.

El SB 4, que entra en vigencia el 1 de septiembre, permite a los policías, diputados del alguacil y policías del estado de Texas preguntar sobre el estatus migratorio de una persona, aunque estén aquí legalmente, durante una parada de rutina. También permite poner alguaciles y jefes de policía en la cárcel si no cooperan con agentes federales de la inmigración. Se ha llamado la ley anti-santuario porque se dirige a ciudades y pueblos que, en general, no cooperan con agentes de Inmigración y Aduanas de Estados Unidos.

La batalla se ha extendido mucho más allá del Estado de la Estrella Solitaria. En Illinois, los legisladores estatales enviaron un proyecto de ley conocido como el TRUST Act al gobernador Bruce Rauner a fines del mes pasado. La legislación impediría policías locales hacer cumplir leyes de inmigración, a menos que haya una orden y ofrecería otras protecciones a los residentes, de acuerdo con un resumen del Campaign for a Welcoming Illinois.

Además, a los agentes federales no se les permitiría entrar en las escuelas y centros de salud que reciben apoyo estatal sin una orden judicial.

En California, los legisladores están considerando designar todo el estado como un santuario para los inmigrantes. Algunos también quieren limitar la cantidad de información que las empresas privadas y los propietarios pueden compartir con los agentes federales de inmigración acerca de los empleados y los inquilinos.

Paul Nyhan es el principal escritor de Equal Voice News. Este informe incluye información de The Associated Press.

Traducido por Eduardo Agustín.

Related Articles

INMIGRACIÓN

No se Sabe que Pasará con Las Personas con Visa de Trabajo H-4 bajo la Administracion de Trump

India West, Sunita Sohrajbi El futuro de una iniciativa del Departmento de Homeland Security (Seguridad Patria) presentada en en el año 2015, que permite que ciertas personas...

Posted on by EHN Staff
¡En español!

Creando rutas más seguras para ir a la escuela

Los padres y la comunidad juegan un papel importante en la creación de caminos más seguros para que los niños puedan llegar a la escuela.

Posted on by EHN Staff