grey Festival de Shakespeare en Oregón extiende la mano

Ángelo (René Millán) está determinado a salirse con las suyas con Isabela (Stephanie Beatriz) en “Medida por Medida”. Foto por David Cooper, Oregon Shakespeare Festival

Julie Cortez
El Hispanic News

Ashland, OR — ¿Qué ocurre cuando las palabras de Shakespeare se mezclan con una melodía mariachi? El actor René Millán tenía sus dudas cuando Bill Rauch, director artístico del Festival de Shakespeare de Oregón (OSF), reveló su visión de una presentación orientada hacia los latinos de la obra de William Shakespeare “Medida por Medida” (“Measure for Measure”) la cual integraría música mariachi en vivo en el escenario.

“Artísticamente, parecía ser algo fenomenal”, recuerda Millán. Pero, su siguiente pensamiento fue: “¿Cómo vamos a poder hacerlo?”

Millán luego realizó que existe una razón por la cual él no es un director, y puso toda su confianza en la visión que tenía Rauch.

“Opino que trabaja de una manera muy increíble y bella”, comentó Millán. “Le agrega mucho a esta producción”.

“Medida por Medida” es una de 12 obras — cuatro de ellas por Shakespeare — que el OSF está presentando en el año 2011, y entre las que está siendo presentada durante toda la temporada, desde el 18 de febrero hasta el 6 de noviembre. A menudo referida como la “obra urbana” de Shakespeare, esta comedia a menudo muy dramática explora temas de moralidad, sexualidad, justicia, y amor, cambiando de local al hacerlo desde un ruidoso burdel hasta la sede de poder cívico y hasta a una sombría penitenciaría. La producción del OSF cambia la acción de la ciudad original de Viena del siglo 15 a una grande ciudad estadounidense a mediados de la década de 1970, y el elenco refleja la diversidad que realísticamente acompañaría dicho cambio en tiempo y geografía.

grey Festival de Shakespeare en Oregón extiende la mano

(De izquierda a derecha) Susie García, Mary Alfaro, y Vaneza Calderón son Las Colibrí, el trío mariachi que toca en la producción del OSF de “Medida por Medida”. Foto por Brad Eastburn, Oregon Shakespeare Festival

Entre los puntos destacados de esta interpretación moderna está la inclusión de un trio mariachi compuesto de mujeres llamado Las Colibrí. Mezcladas entre el elenco de la obra, Susie García, Mary M. Alfaro, y Vaneza Mari Calderón ofrecen interludios musicales en vivo que incluyen canciones tradicionales mariachi, piezas originales de Las Colibrí, y las palabras de Shakespeare traducidas al español y arregladas con la música por García.

Un nuevo método

Rauch llama su interpretación un “adelanto” en la manera en que el OSF integra la diversidad en sus producciones. Aunque la compañía ha durante años aceptado un método de mente abierta para contratar al elenco — por ejemplo, la producción de “Hamlet” de la última temporada incluyó a un príncipe de raza blanca con una madre afroamericana y a un padre protagonizado por un actor sordo que daba sus líneas en lenguaje por señas — “Medida por Medida” marca un cambio para la contratación del elenco que a menudo es ciego al color, cultura, género, o incapacidad.

Rauch dijo que el OSF nunca antes había establecido una obra alrededor de un grupo cultural en particular, pero él quería plantar la pregunta: “¿Puede una de nuestras obras Shakesperianas que han sido presentadas durante un largo plazo ser usadas para contar la historia de la comunidad latina?”

La emoción que tiene Rauch sobre el resultado parece indicar que él siente que la respuesta a esa pregunta es que sí. “Yo tengo fe en esta producción”, dijo él. “Estoy verdaderamente orgulloso de ella”.

Él también reconoce que una producción consciente de cierta cultura, centrada en los latinos y en otra gente de color, podría correr el riesgo de “traficar en estereotipos”.

Freda Casillas, gerente de desarrollo de audiencias del OSF, estaba particularmente preocupada que el único personaje que habla español exclusivamente resulta ser una madre soltera.

“Siempre me preocupa la manera en que los latinos son protagonizados”, dijo ella, ya sea en el teatro, en las películas, o en la televisión.

Afortunadamente, ella ha encontrado que Rauch es receptivo a cualquier duda expresada con respecto a cualquier tipo de insensibilidad potencial.

“Yo no podría hacer mi trabajo… si dichas dudas no fueran escuchadas”, expresó Casillas.

grey Festival de Shakespeare en Oregón extiende la mano

Un grupo mariachi toca durante un Green Show, presentaciones gratis llevadas a cabo antes de las presentaciones en la noche en el OSF. Los Green Shows destacan actos desde “Shakespeare al estilo de rock pesado” hasta mariachis y bailarines “crumpers” de hip hop. Foto por Julie Cortez, El Hispanic News

En este caso, Rauch la reaseguró al señalarle que además de representar a inmigrantes sin voz, a prostitutas, y a convictos, los latinos y afroamericanos también dominan los papeles de los personajes más poderosos en esta producción.

Los estereotipos no tienen historias previas

“En realidad no encuentro, en mi opinión, ningún estereotipo negativo en esta obra”, dijo Millán. En vez lo que él ve son personajes “verdaderamente llenos de vida y muy humanos”.

Habiendo crecido en un vecindario tosco y principalmente mexicano-estadounidense en San Diego, Millán recuerda estar rodeado de los tipos de personas protagonizadas en la obra.

“No me pueden decir que no hay ningún cliente ni prostituta latina por ahí”, agregó él. “Yo los conozco. Yo crecí con ellos”.

Millán recuerda frecuentar el ahora muy popular Distrito Gaslamp de San Diego en los días cuando aún era sucio y sufría de depresión económica.

“Esta obra en realidad me regresa a esa etapa de mi niñez”, comentó él. “Las prostitutas solían decirme que me fuera a mi casa ya que era tarde. … Todas eran latinas. Estas personas existen. Pero también son seres humanos”.

Y, Millán señala, están haciendo lo que tienen que hacer para sobrevivir. Como uno de los personajes en “Medida por Medida” dice cuando se enreda con la ley: “En realidad, señor, soy un pobre hombre que viviría”.

Millán acredita a Shakespeare por una gran parte de la profundidad de los personajes en la obra, a través de “pedacitos de humanidad” que Shakespeare escribió dentro de su obra.

“Hasta una sola frase puede contar toda la historia de un personaje”, dijo él.

Según Millán, un estereotipo “no tiene una historia previa”. Mientras se preparaba para el papel de Ángelo, él escribió una historia detallada para su personaje.

Lo que es obvio del texto de la obra de Shakespeare es que Ángelo es un tipo que acata las leyes de manera estricta y al pie de la letra al que se le deja encargado de Viena por el liberal Duque, el cual quiere que Ángelo haga el trabajo sucio de castigar severamente a sus sujetos. Ángelo sentencia a muerte a un hombre joven llamado Claudio por haber impregnado a su prometida sin estar casados. La hermana de Claudio, una joven novicia católica llamada Isabela, de manera inteligente ruega por la vida de su hermano, activando el interés romántico de Ángelo. La futura monja es ofrecida la oportunidad de salvarle la vida a Claudio si se acuesta con Ángelo.

Dentro de los confines de la visión que Rauch tenía para la producción, Millán encontró mucho más.

“Yo pude jugar con la idea que Ángelo probablemente era del mismo vecindario de donde eran Isabel y Claudio”, afirmó Millán.

Él también se imaginó que el antiguo vecindario de Ángelo era parte de la sección central pobre de la ciudad que él anhelaba escapar, una circunstancia de la vida con la cual Millán se podía relacionar.

“Yo conocía el sentimiento de querer tratar de salirse”, recuerda él, “de no conformarse con ese estilo de vida de tener que ver por donde se camina en cualquier lugar que uno vaya”.

Millán ahora trata de ayudar a su antiguo vecindario lo más que pueda. Ángelo, por otra parte, “simplemente no va a ayudar. Él se va a ir y eso es todo”, aún si eso significa rechazar a su cultura y a sus raíces.

Una percepción clara

Mucho antes de que Millán empezara a delinear la historia de Ángelo, Rauch estaba formando su visión de su nueva producción de “Medida por Medida”. Según Millán, las décadas de trabajo que Rauch puso tratando de ayudar a las comunidades sub-atendidas a través de una compañía de teatro de Los Ángeles que él copatrocinó lo han dejado ampliamente calificado para hablar sobre la experiencia latina.

grey Festival de Shakespeare en Oregón extiende la mano

Students from Southern Oregon University’s Latino Student Union participate in a bilingual introduction to Shakespeare’s “Measure for Measure.” Foto por Brad Eastburn, Oregon Shakespeare Festival

“Bill tiene experiencia. Bill conoce a esta comunidad probablemente mejor que mucha gente”, comentó Millán. “… Él vino con una gama de conocimiento sobre este grupo de personas en particular. Para él, opino yo, fue bastante claro”.

Es esa historia de extenderles la mano a las comunidades que históricamente no han asistido al teatro que tiene a Millán pensando sobre el futuro del OSF.

En las siete temporadas que tiene con la compañía, “poco a poco cada año” Millán ha visto un movimiento positivo en sus esfuerzos de diversidad.

“Ha sido un proceso de evolución tratar de diversificar a la audiencia, a la compañía de actores, y a la organización como un todo”, dijo él.

Casillas y su equipo han sido instrumentales en continuar esa mejora. Casillas se unió al grupo en el año 2007 y en el 2008 el OSF lanzó el Festival Latino, cinco días de programación dedicada a celebrar la cultura latina.

Según Casillas, el festival tuvo “mucho, mucho éxito, pero para mí no fue inclusivo”. Así que en el año 2010 el evento fue cambiado a CultureFest para incluir a más comunidades. Ahora siendo uno de los “eventos principales” del festival según Casillas, CultureFest tiene lugar cada otro año; el próximo está programado del 4 al 7 de octubre de 2012.

El OSF también ofrece talleres y oportunidades para asistir a las obras para estudiantes emigrantes y de ESL, y Casillas siempre está en busca de colaboradores y socios de la comunidad para ayudar a involucrar a más comunidades que tradicionalmente no han querido asistir al festival ni a las obras de teatro en vivo en general.

A pesar de estos esfuerzos, ambos Casillas y Millán dijeron que parte de su continua batalla es comunicarle el valor que tiene el teatro a gente que gastarán su dinero en cable para la televisión y en boletos para conciertos, pero a veces dicen que el teatro en vivo es muy caro.

Mucho del enfoque del OSF sobre este aspecto está en la juventud, extendiéndole las manos a las escuelas y grupos de estudiantes y presentándoles el teatro Shakesperiano mientras aún deciden qué es lo que les gusta.

En términos de aquellos que la compañía no está alcanzando con estos esfuerzos, Millán dijo “primero deben saber que existe”. Con ese fin, él dijo que está dispuesto a salir a la comunidad y actuar en salones de iglesias y en otros lugares pequeños. Él ha compartido su idea con el OSF, y espera que le den esta oportunidad de ser parte de los esfuerzos de aumentar la diversidad de la audiencia del OSF.

“Va a ser un proceso continuo, año tras año”, comentó Millán. “Es algo que se tiene que apreciar como un total”.

Además de “Medida por Medida”, las producciones del OSF que aún están siendo presentadas esta temporada son “The Imaginary Invalid”, “August: Osage County”, “The African Company Presents Richard III”, “Julius Caesar”, “Ghost Light”, “Henry IV, Part II”, “The Pirates of Penzance”, y “Love’s Labor’s Lost”. “Medida por Medida” ofrecerá subtítulos abiertos en inglés el 19 de octubre y en español el 25 y 27 de octubre. Para obtener más información visite www.osfashland.org.

grey Festival de Shakespeare en Oregón extiende la mano

Comments

comments

Este artículo también está disponible en / This post is also available in: Inglés