grey ‘Nerd creativo’ se dedica a su relación amorosa con las películas

A través de su trabajo con películas experimentales, Leopoldo Marino (a la izquierda) crea imágenes y secuencias nunca antes vistas en una pantalla de cine. Aquí él se encuentra en el set de “Sub Rosa” con su socio de trabajo, J.D. Dickey. / Foto por Richard Jones, El Hispanic News

Richard Jones
El Hispanic News

 

Portland, OR — Cuando Leopoldo Marino no está trabajando en su empleo de alta tecnología diseñando sistemas de redes para computadoras para Daimler Trucks North America, lo más seguro es que está filmando películas.

Películas cortas. Películas experimentales. Y ahora él está trabajando en algo mucho más grande.

Marino ha progresado bastante — geográfica así como creativamente — en los 38 años desde que nació en Bogotá. Marino pasó los primeros 11 años de su vida en Colombia, la tierra natal de su padre, antes de mudarse a Seattle, la base de operaciones de su madre.

Al acercarse a la fecha de graduación de la Evergreen State College con una licenciatura en ciencias, su asesor le plantó una idea intrigante a Marino. “Si te quedas y estudias un año más, podrías obtener otro título. ¿Qué te parece un poco de artes liberales?”

Marino aceptó la idea. Ambos títulos resultaron ser igualmente valiosos.

Como un experto en computadoras para Daimler Trucks North America (previamente Freightliner), el empleo de Marino ofrece un sueldo cómodo así como retos interesantes. “Existe una parte creativa en [este empleo]”, dijo él, convirtiéndolo, como él mismo lo pone, “en un nerdo creativo”.

Además, su empleo financia su ocupación cinemática.

“Yo crecí viendo películas”, recuerda Marino. “Mi papá me llevaba a todas las buenas películas italianas”.

Desde una joven edad su futuro ya estaba tomando forma.

¿Y cuál película es la favorita de este cineasta? “La mejor película que la mayoría de las personas nunca han visto”, respondió Marino. “‘Baraka’”.

Esta película de 96 minutos de duración, estrenada en 1993, fue filmada en 24 países y seis continentes. El director de “Baraka”, Ron Fricke, la llama una “meditación guiada”. “Baraka” no fue ofrecida en DVD sino hasta el año 2008.

Marino la percibe como “una película sin personajes, sin trama, sin diálogo, con cinematografía y música bellísimas incluyendo una canción encantadora por Lisa Gerrard, cantante principal del grupo Dead Can Dance. La película usa música de muchos diferentes artistas, pero fue una escena con la canción ‘Host of Seraphim’ por el grupo Dead Can Dance, la cual me conmovió particularmente”.

De esta mezcla, Marino evocó una revelación. “Me reí, y lloré. ¿Cómo puede una película hacer que esto le ocurra a uno?” se preguntó a sí mismo.

La búsqueda de una respuesta envió a Marino en su aventura.

Escenas hechas en casa

En vez de seguir las producciones formulistas de los grandes estudios de Hollywood, Marino empezó a trabajar en películas cortas, aprendiendo en el camino.

Él y un amigo salían los fines de semana y filmaban cualquier cosa que los inspiraba.

“Traté de aprender fotografía”, dijo Marino, “pero simplemente no la entiendo”.

Marino encontró otros campos relacionados con las películas que él podía dominar. Con años de esfuerzo a sus espaldas, Marino ha trabajado los últimos cinco años en un puesto de primer subdirector. Eso significa que puede administrar al personal, planificar la producción, y mantener todo bajo un horario.

Marino ha trabajado como primer subdirector durante siete años, empezando con la película estrenada en el año 2004, “Innsmouth Legacy”.

Como contraste, un director — o autor — administra todo el lado creativo. Esto incluye dirigir a los actores en sus escenas y, en conjunción con el cinematógrafo, supervisar la fotografía.

Más recientemente, Marino tomó los deberes de productor. Este puesto le exige trabajar con el redactor y director, y aprender qué es lo que quieren hacer — y, considerando la limitación de recursos — qué es lo que pueden hacer.

Un productor no sólo debe encontrar el financiamiento del proyecto, sino también cerciorarse de adquirir a los actores y al personal de producción.

¿Y el guión cinematográfico? “Es sólo un concepto hasta que uno tiene el dinero”, comentó él.

Recientemente Marino trabajó como gerente de producción en dos películas cortas — “Perfect Companion” y “DIY”. Él también trabajó en la película de terror, “Flesh of My Flesh”.

La película experimental de seis minutos de duración de Marino, “The Carbon Augury”, obtuvo un premio de mejor película.

Actualmente él está trabajando en varios dramas cortos — de menos de 20 minutos — así como en un par de películas experimentales.

grey ‘Nerd creativo’ se dedica a su relación amorosa con las películas

Amy Newman es Karen y Teresa Decher es Patricia en “Sub Rosa.”

El pasado diciembre él terminó el trabajo de pos-producción en “Sub Rosa”, una película de drama y suspenso de 19 minutos de duración. En esta película, dijo él, “Una mujer está convencida que sus vecinos son malvados y los quiere detener”.

“En la mayoría de las películas que nosotros hacemos, perdemos dinero”, él reconoció. Sin embargo, la corta historia de terror de Marino, basada en una historia por H. P. Lovecraft, sí recaudó un poco de dinero cuando se la vendió a una empresa que hace compilaciones.

¿Y actúa? Sólo raras veces. “En realidad no me gusta estar frente a las cámaras”, comentó él. “Tengo la tendencia de aparecer en casi la mitad de las películas, usualmente tomando el papel de algún extra que no se presentó — o si el director necesita a alguien grande y amenazador.

Consejos para cinematógrafos jóvenes

Muchos artistas que dominan sus habilidades sienten la obligación de compartirlas con la siguiente generación. Marino no es la excepción.

Él ha presentado seminarios tales como “Let’s Make a Movie” para presentarles a hombres y mujeres jóvenes carreras en la industria cinematográfica. “La mejor manera de aprender es hacerlo primero”, Marino les dice a sus estudiantes.

Marino ve a Portland como un buen lugar para aprender sobre el negocio de las películas. “Nosotros tenemos una comunidad de cinematógrafos independientes verdaderamente vibrante aquí”, dijo él.

Varias series de televisión han usado a Portland como base recientemente. La nueva serie de terror de la NBC, “Grimm” y la serie dramática de la TNT, “Leverage”, han filmado escenas en esta área. La serie de la IFC, “Portlandia”, llegó inclusive a encontrarle un papel al Alcalde de Portland, Sam Adams. Él protagonizó el papel del alcalde de la película de manera un poco nerda y servil.

Una gran película en fotograma — “Coraline” — fue filmada en una bodega en Hillsboro. Recibió críticas favorables y distribución a nivel nacional.

Estos proyectos podrían estar fuera de los límites de los estudiantes promedio, pero no debe de obstaculizar a los jóvenes cineastas. Pueden empezar aprendiendo los puntos fundamentales. Marino advierte que la primera película que hagan se verá un poco tosca, pero al irse desarrollando los estudiantes, sus películas se verán mejor.

¿Cómo empieza uno?

“Uno puede hacer una película con casi nada”, expresó Marino. Él sugiere que cualquiera que quiera ser el Robert Rodríguez de mañana podría empezar a buscar equipo usado a precios de ganga. (Rodríguez, comentó Marino, es famoso por haber lanzado su carrera usando equipo prestado).

Una opción sería encontrar una pequeña cámara de 8 milímetros. Él comentó que Kodak a menudo les da rollos de película gratis a los estudiantes.

Una opción aún mejor sería una vieja videocámara o una cámara digital barata. Uno podría encontrar una usada en una tienda de descuentos.

¿Y qué se debe filmar?

Las películas experimentales pueden explorar una forma visual, examinada con ángulos creativos.

¿Conocen el trabajo de un poeta? Combinen los versos narrativos con imágenes. Filmen de manera conservadora o sean un poco disparatados.

“Usen todos los materiales que tengan disponibles”, sugiere Marino. “Si tienen un amigo con una máscara de marciano, podrían filmar una película de ciencia ficción. Si alguien tiene acceso a réplicas realistas de pistolas, podrían hacer una película corta sobre la guerra”.

El Northwest Film Center en las cuadras de South Park de Portland y el Art Institute of Portland ofrecen muchas opciones. Marino nos informó que ha encontrado personal talentoso en el Art Institute.

Los cineastas que están empezando podrían no poder exhibir sus películas localmente, pero podrían encontrar una oportunidad en uno de cientos de festivales de cinematografía que se llevan a cabo alrededor del mundo.

Si un principiante quiere obtener consejos de cinematógrafos experimentados en la industria cinematográfica de Portland, una visita a una reunión del Northwest Actors, Writers and Directors Group (Grupo de Actores, Escritores y Directores del Noroeste) podría resultar ser una fuente de tesoros. El grupo se reúne como ocho veces al año. Para obtener la fecha de la próxima reunión, busque NWAWDG en la Internet.

¿Y sus planes? Marino nos informó que está en la pre-producción de una película de largo metraje.

Con el proyecto ahora ya en la etapa de pre-producción, Marino actualmente está trabajando como productor. “Costará mucho dinero”, dijo él, comentando que algunas de las escenas serán caras para filmar. “Tengo que encontrar el financiamiento para la película”.

¿Y qué ocurre si no puede obtener suficiente financiamiento? Marino se sonríe y dice, “Si no funciona, buscaremos algo para el siguiente proyecto”.

grey ‘Nerd creativo’ se dedica a su relación amorosa con las películas

Comments

comments

Este artículo también está disponible en / This post is also available in: Inglés