grey Los adolescentes se benefician al hablar abiertamente sobre la sexualidad con sus familias

Ismael García, especialista para la salud de la comunidad del Departamento de Salud del Condado de Multnomah, ayuda a que sea un poco más fácil hablar sobre la sexualidad para miembros de la comunidad latina. Él recuerda el día cuando estaba cursando el sexto grado cuando su madre, Isabel, se sentó con él alrededor de la mesa de la cocina en el área nordeste de Portland para hablar sobre sexo.

 

Por Lillian Shirley, RN, MPH, MPA
Directora del Departamento de Salud del Condado de Multnomah

Ismael García recuerda el día que en el sexto grado su madre le pidió que se sentara en la mesa de la cocina en el noreste de Portland para hablar sobre el sexo. Él iba a empezar una clase de un programa de educación sexual en la secundaria (escuela media) ese día y su madre, Isabel, quería hablar con él primero. La conversación hizo que ambos se sintieran incómodos, pero García tenía preguntas e Isabel tenía algunas respuestas.

Hay pocas cosas que son más difíciles de tratar para algunas personas como lo es el sexo y la sexualidad. Con frecuencia los padres titubean pues tienen pena o sienten que no tienen suficiente información. A veces, razones culturales o religiosas les impiden hablar abiertamente. Y a menudo los hijos preferirían estar en cualquier otro lado que estar hablando con sus padres, especialmente sobre el sexo.

García, quien ahora tiene 25 años, está ayudando a hacer que hablar sobre la sexualidad sea un poco más fácil para los miembros de la comunidad latina. Él trabaja como especialista en salud comunitaria para el Departamento de Salud del Condado de Multnomah y es parte de un equipo que está ayudando a la comunidad a hablar más abierta y positivamente sobre la salud sexual de los adolescentes.

“Estoy aquí para empezar un diálogo,” dijo. “…Con los muchachos, con sus padres y con la comunidad.”

García trabaja con los programas Opciones y Educación (OYE) y Cuídate para brindar información y recursos a los adolescentes y sus padres y para derrumbar las barreras que evitan que las familias hablen abiertamente sobre el sexo y la sexualidad.

OYE es un proyecto de una coalición de miembros comunitarios y organizaciones que incluyen al Departamento de Salud del Condado de Multnomah, el Proyecto sobre el SIDA Cascade AIDS, Teatro Milagro y Edúcate Ya. El objetivo de la coalición es fomentar la salud sexual en las comunidades latinas al aumentar la discusión abierta de la sexualidad, la homofobia, los papeles tradicionales de hombres y mujeres y asuntos sociales que afectan la salud sexual. El estado inmigratorio y la discriminación pueden ser barreras significativas para que los jóvenes obtengan educación, empleo y atención de salud, los cuales tienen repercusiones en la salud sexual. Por medio de OYE, trabajadores de salud comunitaria usan el diálogo, juego de papeles, teatro y demás para involucrar más a los miembros de la comunidad en conversaciones sobre la sexualidad.

A nivel nacional, los adolescentes latinos tienen las mismas tasas de actividad sexual que sus iguales blancos no hispanos, pero son menos propensos a usar métodos anticonceptivos y tienen más probabilidades de embarazarse.

De acuerdo al último Informe sobre disparidades raciales y de salud (Report Card on Racial and Health Disparities; abril de 2011), las adolescentes hispanas en el Condado de Multnomah tienen casi siete veces más probabilidades de dar a luz que las muchachas blancas no hispanas. Asimismo, la tasa de clamidia, una infección de transmisión sexual, es mucho más alta en los adolescentes hispanos que en los blancos.

Al hacer que la comunidad se sienta más cómoda con el tema y la exploración de las causas fundamentales de dichas discrepancias, OYE espera hacer que sea más fácil que los adolescentes se sientan apoyados por sus familias y su comunidad y tomen decisiones activas y bien informadas sobre su propia salud.

“La sexualidad es una parte normal de quiénes somos,” dijo Molly Franks, educadora de salud del Programa ETS, VIH y Hepatitis C (STD, HIV, Hepatitis C Program) y compañera de trabajo de García. “Queremos animar a las personas jóvenes y adultas para que entiendan eso y se sientan cómodos para hablar al respecto”.

Vanessa La Torre, del Programa sobre el SIDA Cascade AIDS, menciona que cuando el personal del programa habla sobre la sexualidad, no están sólo hablando del mecanismo del sexo y la prevención de enfermedades. El programa cubre todos los aspectos de la sexualidad incluyendo la identidad personal, relaciones saludables, intereses sexuales, papeles tradicionales de hombres y mujeres, valores personales y familiares, valores culturales y más.

“Todos esos aspectos tienen un papel en quiénes somos y en la manera como tomamos decisiones sobre lo que hacemos y no hacemos”, dijo.

Franks menciona que el estereotipo de que la comunidad latina es conservadora y no quiere hablar sobre estos temas no está sustentado en su experiencia.

“Los padres con los que platicamos quieren que sus hijos tengan buena información. Es inspirador lo entusiasmados que están y lo mucho que participan”, dijo Franks.

De acuerdo con García, su trabajo es como una conversación. “Todos tienen información que compartir y agregar a la conversación”.

García dice que un taller para madres solteras que se llevó a cabo en Gresham recientemente es un buen ejemplo de lo receptiva que ha sido la comunidad. “Las mamás querían información y estaban buscando sugerencias sobre cómo hablar con sus hijos adolescentes sobre estos temas,” dijo.

Ya sea de una caseta en una feria comunitaria, con líderes en la comunidad latina o con un grupo de padres de una escuela, el programa OYE fomenta información y conversación que ayudan a los adolescentes a tener un sentimiento sano sobre sí mismos y una buena comunicación con sus padres y sus parejas. La meta es que los adolescentes tomen decisiones activamente sobre su sexualidad, su salud y sus vidas.

grey Los adolescentes se benefician al hablar abiertamente sobre la sexualidad con sus familias

Comments

comments

Este artículo también está disponible en / This post is also available in: Inglés