Comisión independiente concuerda con BP sobre el derrame


EHN Staff
Comisión independiente concuerda con BP...

Deepwater Horizon oil spillDina Cappiello y Seth Borenstein
Reportera y Reportero de Associated Press

Washington, D.C. (AP) — La comisión presidencial que investiga el derrame de crudo en el Golfo de México cuestionó las acusaciones en el Congreso de que la compañía petrolera BP y otros sacrificaron la seguridad con tal de recortar costos.

En sus resultados preliminares presentados el lunes, los primeros de un panel independiente, los investigadores respaldaron muchas de las conclusiones de British Petroleum sobre los acontecimientos que llevaron al derrame de 757 millones de litros (200 millones de galones) de petróleo y a la muerte de 11 personas.

El principal investigador del grupo, Fred H. Bartlit hijo, anunció 13 resultados principales y dijo que está de acuerdo “con aproximadamente el 90%” de las conclusiones a las que había llegado la empresa.

De acuerdo con los procedimientos de la comisión, Bartlit presentó los resultados a un panel de siete integrantes. A mediados de enero se presentará otro informe al presidente Barack Obama.

Una de las conclusiones en particular está en contra de las suposiciones que han dominado los medios de comunicación y las investigaciones realizadas por los demócratas en el Congreso desde la explosión del 20 de abril, ya que según el grupo investigador BP no hizo elecciones peligrosas para ahorrar dinero.

“No encontramos ningún caso en el que una persona encargada de tomar decisiones, o grupo de personas, estuviera al tanto de los riesgos de seguridad, así como de los costos, y que optara por sacrificar la seguridad a cambio de disminuir los costos”, dijo Bartlit.

“No decimos que todo lo que se hizo fue perfectamente seguro. Decimos que la gente ha dicho que otras personas cambiaron la seguridad por dólares. Estudiamos esto totalmente a fondo y con gusto recibiremos a cualquiera que nos presente algo que se nos haya escapado”, agregó.

Bartlit dijo que, a pesar de la presión de operar una plataforma petrolera a un costo de 1,5 millones de dólares por día, los trabajadores no quieren arriesgar su vida ni la vida de otras personas.

“Siempre que se habla sobre un millón y medio de dólares al día el dinero es un factor a tomar en cuenta”, dijo. “Lo que quiero decir es que los seres humanos implicados no dejaron escapar la seguridad a cambio de dólares esa noche”.

Los representantes de las tres compañías principales que trabajaban en el pozo — Transocean, BP y Halliburton — estuvieron de acuerdo con las declaraciones.

Las críticas no se hicieron esperar. Daniel Becnel, un abogado de Luisiana que ha demandado a BP y a otros, calificó los resultados de la comisión como “absolutamente absurdos”. También se quejó del apoyo de Bartlit al punto de vista de BP sobre los acontecimientos.

“Están copiando la misma opinión porque saben que el gobierno va a ser uno de los demandados en este caso tarde o temprano”, dijo Becnel.

Según los testimonios presentados ante el panel investigador del gobierno, el proyecto del pozo Macondo estaba casi 60 millones de dólares por encima de su presupuesto días antes de la explosión. El panel le ha puesto especial atención al asunto de si se tomó más en cuenta el dinero que la seguridad.

Una investigación interna realizada por BP PLC descubrió fallas en las obras de cemento de la contratista Halliburton y el mantenimiento que realizaba la propietaria de la plataforma Transocean Ltd. a piezas importantes del equipo.

La compañía también cuestionó por qué sus propios empleados malinterpretaron una prueba de presión crucial antes de la explosión.

Los demócratas en el Congreso se han concentrado en el diseño del pozo de BP, y argumentan que la empresa tomó decisiones que redujeron la seguridad con el fin de ahorrar millones de dólares.

Entre esas decisiones está el hecho de hacer funcionar una sola pieza de ducto desde el lecho marino hasta el fondo del pozo. BP también eligió usar menos centralizadores, los aparatos que sostienen el ducto hacia el centro del pozo para colocar el cemento.

En una carta escrita en junio al entonces director general de BP Tony Hayward, los representantes demócratas Henry Waxman y Bart Stupak cuestionaron al menos cinco decisiones tomadas por la empresa en los días previos a la explosión.

Durante las pasadas elecciones legislativas Waxman perdió su puesto como presidente de la Comisión de la Cámara de Representantes para la Energía y el Comercio, y Stupak tampoco intentó reelegirse en la cámara baja.

El periodista de The Associated Press Harry R. Weber contribuyó con este reporte desde Nueva Orleáns.

Foto por Petty Officer 3rd Class Zac Crawford, U.S. Coast Guard

Show Comments (471)

Comments

Related Articles

Archive/Archivo @es

Edición impresa de noviembre 2010

Posted on by EHN Staff
Nacional

Para las Mujeres Trabajadoras del Campo, El Trabajo Nunca Termina

 Nota del Editor: las historias a cerca de las mujeres trabajadoras del campo frequentemente examínan artículos acerca de los problemas que sufren las mujeres en el medio ambiente...

Posted on by EHN Staff